espere...

Campeonato Nacional

Ind. del Valle
Ind. del Valle
0
Guayaquil City
Guayaquil City
0
Mushuc Runa
Mushuc Runa
0
Barcelona
Barcelona
0
Macará
Macará
0
Técnico Universitario
T. Univ.
0
LDU Quito
LDU Quito
1
América
América
0
Emelec
Emelec
0
Dep. Cuenca
Dep. Cuenca
1
U. Católica
U. Católica
1
Aucas
Aucas
1
Olmedo
Olmedo
1
Fuerza Amarilla
Fuerza Amarilla
0
Delfín
Delfín
1
El Nacional
El Nacional
1

Copa América

Argentina
Argentina
2
Chile
Chile
1
Brasil
Brasil
3
Perú
Perú
1

Copa Libertadores de América

LDU Quito
LDU Quito
0
Olimpia
Olimpia
0
Emelec
Emelec
0
Flamengo
Flamengo
0

Copa Sudamericana

U. Católica
U. Católica
0
Independiente
Ind.
0
Ind. del Valle
Ind. del Valle
2
Caracas FC
Caracas FC
0

Verstappen y Leclerc animan un Mundial dominado por Hamilton y Mercedes

Automovilismo - Es la primera carrera que no gana Mercedes en un año en el que las 'flechas de plata' cuentan seis 'dobletes' y seis triunfos de Hamilton

Es la primera carrera que no gana Mercedes en un año en el que las 'flechas de plata' cuentan seis 'dobletes' y seis triunfos de Hamilton
Bichito | @BichitoEC | @BichitoEC
01/07/19 08:44

El holandés Max Verstappen (Red Bull) y el monegasco Charles Leclerc (Ferrari), que coparon los dos primeros puestos en el Gran Premio de Austria, resuelto con emoción y polémica; y cuyo resultado no se confirmó hasta tres horas después del final, animaron este domingo el Mundial de Fórmula Uno, dominado por Mercedes y su capitán, el inglés Lewis Hamilton.

Verstappen resolvió en un controvertido adelantamiento, en la antepenúltima de las 71 vueltas que se dieron al Red Bull Ring de Spielberg -circuito propiedad de su escudería-, la novena carrera del campeonato; evitando lo que unos cuantos giros antes parecía un triunfo seguro de Leclerc, al igual que él, de 21 años, que había arrancado desde la 'pole': en la primera fila más joven de toda la historia de la Fórmula Uno.

Leclerc, que en Austria ya había ganado desde el primer puesto tanto en GP3, como en F2 -los dos campeonatos previos a la categoría reina-; buscaba ponerle la guinda a un fin de semana casi perfecto en el que había comandado las tablas de tiempos del segundo y el tercer ensayo libre; y en el que, tras ser el más rápido en la segunda ronda de la calificación (Q2), firmó -con la vuelta más rápida jamás dada en la pista Estiria, de 4.318 metros- su segunda 'pole' desde que pilota en F1.

El monegasco ya se había quedado con la miel en los labios en Bahrein, en la segunda carrera del año, en la que se había convertido en el 'poleman' más joven de toda la historia de Ferrari, la escudería más laureada de todos los tiempos en F1. Y si en el circuito de Sakhir fue una avería mecánica, a falta de diez vueltas, la que le dejó con la miel en los labios; en Spielberg fue la voracidad de Verstappen la que le quitó de la boca el dulce fluido, en la tercera curva del antepenúltimo giro.

Una acción en la que ambos se tocaron, que nada más producirse provocó la acción de los comisarios, anunciantes de una investigación cuyo resultado tardó tres horas en confirmarse.

Charles, de actitud más reservada, declaró tras la carrera que el adelantamiento "no" había sido "correcto"; Max, mucho más aguerrido y que ya ha estado inmerso en más de un episodio parecido, comentó que las carreras son duras y que "si no, mejor quedarse en casa".

La FIA, que el sábado ya había organizado un peculiar baile de puestos en parrilla, subsiguiente al gran número de sanciones y relacionado con el instante en que cada una de éstas fue impuesta; tardó tres horas en confirmar la sexta victoria desde que corre en F1 de Verstappen: el más joven ganador de la historia, con 18 años, hace tres, cuando se impuso en el Gran Premio de España.

Decisión que aceptó, sin compartirla, Ferrari; cuyo jefe de equipo, el italiano Mattia Binotto, anunció en Spielberg que "por el bien del deporte" la acatan; y que no presentarán recurso.

El triunfo en Austria de Max, el día en el que también brilló su ex compañero español Carlos Sainz (McLaren) -protagonista de la gran remontada, desde el fondo hasta el octavo- también supuso el primero de Honda en la era híbrida de la F1.

El motorista japonés no ganaba una carrera desde 2006, cuando, después de una de las más grandes exhibiciones -bajo el diluvio y, posteriormente, infructuosa- del doble campeón mundial asturiano Fernando Alonso, el inglés Jenson Button festejó en Hungría su primer triunfo: el día que otro español, el barcelonés Pedro de la Rosa, subió al podio, al acabar segundo en el Hungaroring.

El futuro ya está aquí: Verstappen y Leclerc, que suman juntos sólo tres años más que la edad del finés Kimi Raikkonen, el más veterano de los que rodaron este domingo en el homenaje que Austria le hizo a su mito, Niki Lauda -fallecido el pasado 20 de mayo y con cuyo nombre el circuito bautizó su espectacular primera curva- protagonizaron la carrera más espectacular de los últimos años.

La primera que no gana Mercedes en un año en el que las 'flechas de plata' cuentan seis 'dobletes' y seis triunfos de Hamilton, que llegará con ventaja holgada a 'su' Gran Premio, el de Gran Bretaña.

El excéntrico y espectacular campeón de Stevenage entrará dentro de dos fines de semana en Silverstone (Inglaterra), apuntando a su sexto título, con 197 puntos, 31 más que su compañero finlandés Valtteri Bottas; y con 71 de ventaja sobre 'Mad Max'.

Sainz, séptimo, con 30 puntos, es el mejor de entre el resto. Al igual que su escudería, que, con su cuarto puesto en el Mundial de constructores, es la que en inglés se describe como "the best of the rest". Papel con el que, según explicó a Efe el piloto madrileño en Spielberg, McLaren no se debería conformar en los años venideros. EFE

Otras Noticias